Show me yaya: experiencias intergeneracionales para aprender de la sabiduría y conocimientos de los mayores

Sobre sus fundadoras: Cristina Rubio es la creadora de Show Me Yaya y la persona que ha estado al frente de la iniciativa hasta que en 2015, en un evento que impulsó junto a otras personas (Rocking Chair 15), conoció a Elena y desde entonces ambas son las cabezas pensantes de esta iniciativa.

Cristina Rubio:

Economista especializada en Cooperación Internacional y Responsabilidad Social,

Soy una apasionada de las iniciativas sociales con impacto y visión innovadora e intento buscar la forma de incorporar esa pasión a los proyectos en los que trabajo. La experiencia en terreno me ha enseñado a ser observadora, y de observar a mi alrededor surgió Show Me Yaya, una iniciativa que combina el ocio con una necesidad social, intentando huir de cualquier visión asistencialista.

Elena Gómez:

Periodista de salud y cultura especializada en medios on-line.

Tengo experiencia en televisión, e-commerce y sociedades médicas. Me apasiona comunicar sobre asuntos muy diversos porque al final todo suma. No obstante, al empezar a llevar las redes sociales de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología tuve un punto de inflexión porque me di cuenta de que el distanciamiento de la gente joven con los mayores es enorme. Fue al poco de comenzar en la SEGG cuando acudí al “Rocking Chair’15” donde conocí a Cristina, y su proyecto me pareció una oportunidad buenísima de llevar a cabo mis conocimientos de comunicación en una causa que mereciera la pena. En Show Me Yaya he encontrado el lugar donde unir creatividad, comunicación y libertad a la hora de llevar a cabo mis ideas.

Fundadoras de la asociación Show me Yaya Elena (izquierda) Cristina (derecha)
Fundadoras de la asociación Show me Yaya Elena (izquierda) Cristina (derecha)

1¿ Qué es Showme yaya?

Es una iniciativa que conecta generaciones a través de la transmisión de conocimiento en torno a lo que actualmente se conoce como Do it Yourself, craft o handmade (cosas hechas a mano); pero de manera auténtica, cercana y fácil. Los talleres que realizamos los imparte una yaya activa, llena de energía y con ganas de compartir lo que sabe hacer con todo aquel que quiera aprender. Por otro lado, también tenemos secciones web como “la yaya cocina” a modo de homenaje a todas esas abuelas que han cocinado toda su vida, “las 5 cosas que…” sección que acerca a la gente joven el mundo de las personas mayores de una manera más coloquial o los “Show Me Pojects” donde difundimos proyectos e iniciativas que por su enfoque, creatividad y singularidad dan otra visión de los mayores mucho más positiva.

2 ¿Cómo nace la iniciativa?

La idea surge de estar observando el entorno, y de una vocación hacia proyectos sociales. En 2014 yo vivía en Haití (Cristina) y cada vez que volvía a España y quedaba con mis amigas o leía una revista de actualidad, me daba cuenta de que se estaba produciendo una vuelta a querer aprender todo lo que antes se hacía en casa, desde tejer hasta hacer jabón o mermeladas, y pensamos que tendría mucho sentido que lo enseñasen las personas que los han hecho siempre: las abuelas. Era una forma de traspasar conocimiento entre generaciones y reconocer su experiencia y saber hacer
3 ¿Cómo funciona?

Nosotras preparamos los talleres en función de las habilidades que cada una de las abuelas tenga, los publicitamos en la web y redes sociales y la gente se apunta, como un taller normal.

4.¿Estáis en toda España?

Por el momento el foco lo tenemos en Madrid, pero no descartamos ir creciendo a otras ciudades españolas. No obstante, hemos hecho algún taller puntual como el de creación de collares de ganchillo en Logroño.

El portal www.showmeyaya.com
El portal www.showmeyaya.com

5 ¿hay otras iniciativas similares?  si la hay ¿en qué os diferenciáis?
Siempre puede haber iniciativas similares, al final no estamos inventando la pólvora! Lo que nos diferencia es el cómo lo hacemos. Creemos que la diferencia es nuestra visión, forma de comunicar y la pasión que ponemos en que la gente disfrute de la experiencia y salga queriendo volver a otra.

6 ¿Quienes pueden ofrecer sus habilidades? ¿sólo son yayas? ¿también ha yayos enseñando alguna habilidad?

Buscamos principalmente mujeres mayores que tengan una habilidad (o varias), desde hacer jabón, a tejer, bordar, hacer cestería o cocinar. ¡Todo vale! Normalmente se nos acercan más mujeres porque son las que han hecho este tipo de actividades toda su vida, pero los yayos también son bienvenidos, no nos cerramos a nadie.

7.¿Cómo ha sido la aceptación de la sociedad ante esta iniciativa inclusiva?

Hasta el momento la experiencia ha sido muy positiva y hemos visto un patrón que se repite en todos los talleres. Por un lado, gente joven (25-40 años) con ganas de saber más del proyecto y buena predisposición a la hora de aprender de una persona mayor. Además en contra de lo que se podía pensar a los talleres acuden bastantes hombres (a los de cocina, principalmente). El ambiente que se respira es muy cercano porque normalmente hacemos los talleres de 12-15 personas máximo. Por otro lado se aprecia una evolución en las abuelas, si bien al principio no tienen confianza en que lo que saben le pueda interesar a alguien, a medida que se va desarrollando el taller, se les nota mucho más seguras y acaban con la adrenalina por las nubes y una buena dosis de autoestima. Por otra parte, nos han contado que en su entorno, se producen algunos cambios, puesto que su percepción cambia al  ver que su madre o abuela está enseñando a gente desconocida, en un lugar nuevo eso  a lo que ellos no le han dado tanta importancia y siempre han dado por hecho.

8. ¿Qué beneficios aporta Show me yaya a la sociedad?

El proyecto aporta frescura y otra manera de enfocar las relaciones con las personas mayores. No olvidemos que fundamentalmente es un espacio de ocio, de diversión y de aprendizaje, pero teniendo como protagonistas a personas que normalmente no lo son. Es una forma de valorar los conocimientos y experiencias de las abuelas de siempre, de conectar generaciones a través de una pasión, y de aumentar la autoestima de las talleristas. Además, con los beneficios de cada taller, hacemos actividades de ocio que proponen las propias abuelas, como ir al teatro J

En un taller de cocina
En un taller de cocina

9. ¿Qué aportan las experiencias intergeneracionales?

Para nosotras las experiencias intergeneracionales permiten acercar y conectar a personas de diferentes generaciones a través de una pasión o de un hobby y ser conscientes de que las barreras de la edad se pueden derribar.

10. ¿Cuáles son los próximos objetivos en un futuro? ¿a qué aspira show me yaya?

Nuestro principal objetivo es contar con más abuelas que se sumen a Show Me Yaya, ya sea para hacer talleres con ellas, o para que colaboren con nosotras enviándonos sus recetas. Además de ir expandiendo el proyecto a otras ciudades españolas. El fin es contribuir a la conexión entre generaciones y que no se pierda su conocimiento y cuanta más gente se sume mejor.

Muchas gracias y os deseamos mucho más éxito

5to Congreso Mundial HomeShare Madrid 2017

Se viene uno de los encuentros más esperados para todos los que trabajamos en el sector y por su puesto a todo aquel que le interese la intergeneracionalidad.

Se trata de el Congreso Mundial de Homesahre que se celebrará en Madrid el 25 y 26 de Mayo. El evento reunirá a expertos, a organizaciones sociales, a personas mayores, a estudiantes universitarios, a voluntarios, a representantes políticos y a medios de comunicación.

El Congreso cuenta con un programa con ponentes destacados en el mundo del envejecimiento activo y la convivencia intergeneracional para dar a conocer Homeshare como respuesta a determinados desafíos demográficos, así como otras experiencias solidarias e innovadoras de convivencia intergeneracional en el mundo.

El congreso que organizan Homeshare International (HI) y SOLIDARIOS para el Desarrollo tiene como lema “Tender puentes, ampliar Homeshare” para hacer hincapié en la necesidad de llegar a más personas, de forma que Homeshare sirva de puente entre distintas generaciones en todo el mundo.

Sobre Home Share

Homeshare permite que dos personas compartan hogar por beneficio mutuo. En la mayoría de los casos, reúne a personas mayores en sus casas con personas más jóvenes, muchas veces estudiantes universitarios, para hacerse compañía en una experiencia de aprendizaje mutuo y de solidaridad intergeneracional. Este movimiento funciona principalmente, con sus propias características y modelos, en Estados Unidos, en España, Francia, Bélgica, Alemania y Reino Unido, en Japón y en Australia,  aunque existen programas en otros países.

Convivencia intergeneracional en España

Andrea y Rita
Andrea y Rita para la sesión de fotos Yeyehelp

Hace unos meses, representantes de programas de convivencia entre personas mayores y estudiantes universitarios de distintas ciudades se reunieron en Madrid para establecer posibles estrategias de impacto colectivo y de trabajo en red entre los programas de convivencia intergeneracional en España (ver programa). SOLIDARIOS, que cuenta en Madrid con Convive, una de las iniciativas de convivencia entre mayores y estudiantes con mayor número de convivencias gestionadas cada año, convocó la primera Jornada técnica de programas de convivencia intergeneracional. Participaron además programas de Alicante, Burgos, Elche, Ferrol, Málaga, Salamanca, Sevilla, León y Valladolid. Podrían incorporarse a la red más adelante los programas de Almería, Bilbao, Castellón, Barcelona, Girona, Granada, Murcia, Valencia y Vitoria.

El 62% de los programas en España los gestiona una universidad, el 13% por un gobierno local y casi el 20% por ambas instituciones públicas. Sólo un 6% es gestionado por una organización sin ánimo de lucro, aunque éstas gestionan más del 50% del total de convivencias anuales.

Cuatro de cada diez de los estudiantes acogidos en casa de una persona mayor son extranjeros, lo que enriquece con un componente intercultural a las convivencias entre personas de distintas edades. Como requisitos básicos, casi todos los programas coinciden en la necesidad de que la persona mayor tenga cierto grado de autonomía y de salud física para que el estudiante no se convierta en un cuidador a tiempo completo.

El 100% de los programas reciben tienen fondos públicos como principal fuente de financiación. Sólo un programa es cofinanciado con fondos privados, lo que plantea quizá la necesidad de repensar modelos más sostenibles en el tiempo y que no dependan de los gobiernos de turno.

Entrevista: Economía Colaborativa para crear relaciones intergeneracionales y fomentar el envejecimiento activo

Entrevistamos a Marta Gutierrez Sánchez, Diplomada en Magisterio, Licenciada en Pedagogía y Doctora en Pedagogía por la Universidad de Murcia. Ha centrado su labor en la investigación en el campo de las relaciones intergeneracionales publicando algunos trabajos sobre esta temática.

Actualmente es maestra es un Colegio Público de la Región de Murcia y trabaja como profesora asociada en el Departamento de Teoría e Historia de la Educación de la Universidad de Murcia.

  1. ¿Cómo definirías el contexto de relaciones entre jóvenes, adultos y personas mayores? ¿cómo interactúan actualmente

En la actualidad las relaciones intergeneracionales son escasas. Conviven pacíficamente pero carecemos de espacios de encuentro para que tenga lugar el contacto intergeneracional.

  1. ¿Crees que los jóvenes conocen la realidad de las personas mayores? ¿A qué se debería este hecho (desconocimiento)?

Los jóvenes tienen un conocimiento escaso y, en ocasiones,  sesgado de las personas mayores. La escuela, entre otros muchos factores,  puede tener mucho que ver, al no ofrecer momentos en los que se aborde la vida como un continuum y no como un serie de etapas definidas cada una con sus propias características.

Abuelo y nieto

  1. ¿Cuáles crees que son los factores para que exista el distanciamiento intergeneracional? ¿cómo nos perjudica este hecho a la sociedad?

Las políticas se articulan por sectores de edad (políticas para la infancia, políticas para la juventud y políticas para las personas mayores) y los medios de comunicación idolatran la juventud mostrándola como un periodo de vitalidad, actividad, belleza, deseo… situando la vejez es un escenario marcado por la pasividad y aislamiento.  Este hecho  perjudica a todos en la medida en que perdemos oportunidades para que las personas mayores aporten a los más jóvenes la gran cantidad de conocimientos que poseen fruto de la experiencia.

  1.  ¿Porqué son importantes las relaciones intergeneracionales?

Las relaciones intergeneracionales son vitales para acabar con los estereotipos y actitudes negativas hacia las personas mayores. La experiencia relacional ofrece oportunidades para descubrir que es falso que cada momento vital tiene sus propias características. Un joven y una persona mayor pueden tener los mismos deseos , inquietudes y necesidades. Lo que puede unirnos no es la edad  sino el deseo de compartir un momento juntos con el que ambos disfrutamos.

Senior y personal trainer
Senior y personal trainer
  1. ¿Cómo se podrían fomentar las relaciones intergeneracionales?

Los programas intergeneracionales pueden ser un valioso instrumento para ello. El aumento del bienestar psicológico, físico y social de las personas mayores, y el cambio de percepciones de los jóvenes sobre las personas mayores son algunos de los resultados que suelen conseguirse con este tipo de programas.

  1. ¿Cómo podrían involucrarse más las empresas para crear vínculos intergeneracionales?

Aplicando políticas en materia de recursos humanos en las que se utilice el gran potencial de las personas mayores para la formación laboral de los más jóvenes.

  1. ¿Consideras que la economía colaborativa puede ayudar a crear vínculos intergeneracionales? ¿Qué beneficios podemos sacar de ella respecto al envejecimiento activo?

Por supuesto que puede crear vínculos intergeneacionales. Puede contribuir a que las personas envejezcan de un modo activo puesto que nos ofrece oportunidades para el desarrollo de relaciones sociales mediante la participación y nos abre camino para la creación de un sistema de apoyo social para las personas mayores.

Amar es compartir, reflexiones de San Valentín

El 14 de febrero en muchos países se celebra “San Valentín”, pero quién era este santo que todo el mundo le festeja y las grandes marcas le promocionan para vender sus productos a los enamorados.

De hecho hemos relacionado que San Valentín es para regalar colonias, chocolates o perfumes…¿realmente este es la esencia de esta celebración?

Pienso que un poco de historia nos podrá ayudar a descifrar los misterios que nos rodean de esta vorágine consumista.

No existen datos precisos, pero se cree que durante el siglo III vivió en Roma un sacerdote cristiano llamado Valentinus que desafió una ley que prohibía casarse a soldados. Esta normativa seguramente obedecía a un motivo práctico: al no existir familia ni afectos a esposa o hijos, los soldados cumplirían mejor su cometido.

No existe nada argumentado sobre este personaje, pero la tradición oral cuenta que Valentín había casado a escondidas por el rito cristiano a varios de esos soldados que tenían prohibido contraer matrimonio. Esto llegó a los oídos de Claudio II quien inmediatamente ordenó detener al sacerdote. Una vez frente a frente, Valentin le habló de Jesucristo y sorprendentemente el monarca quedó cautivado por sus palabras.

El incipiente acercamiento del emperador a la nueva doctrina causó alarma en la corte imperial. Miembros influyentes de la Corte hicieron lo posible para desprestigiar a Valentín ante los ojos del Claudio II, hasta llevarle a juicio. Sigue relatando la leyenda que, mientras duró el proceso, Valentín estuvo sometido a la vigilancia de Asterius, un lugarteniente de Claudio II. Pese a la hostilidad inicial de Asterius, éste terminó convirtiéndose al cristianismo después de que Valentín curase milagrosamente la ceguera de la hija de aquél, Julia.

Esta breve reseña histórica nos deja mucho para reflexionar; ahora sabemos que Valentín tuvo el valor de enfrentarse al emperador arriesgando su propia vida para casar a los soldados y hacer que el amor prevalezca ante todo.

Por tanto nos gusta el concepto de hacer prevalecer el amor y compartirlo con los demás más que con el enfoque marketiniano de regalar cosas.

Por esto es que nos gusta tanto el consumo colaborativo, es un modelo de negocio que re distribuye los recursos de manera más equitativa. Genera vínculos entre las personas, genera confianza entre nosotros y por supuesto respeta el medio ambiente.

Desde Yeyehelp creemos en que la base fundamental es el amor; amor a tu trabajo, a tu pareja, a tus amigos, etc. Y ese amor es el que nos da la fuerza para seguir con este proyecto de consumo colaborativo.

Yeyehelp pone en contacto generaciones; estudiantes, gente en paro o cualquiera que quiera ganar dinero extra ofrece sus servicios a personas mayores.

Pretendemos de luchar contra el estigma de envejecer y que otras generaciones se acerquen y conozcan más a fondo a la gente mayor.

Se trata de compartir entre todos y generar una relación de confianza y beneficio mutuo.

Por eso en este san Valentín os invitamos a recordar a Valentinus y tener el valor de compartir con los demás.