El lean startup y el emprendimiento social no son tan amigos como nos cuentan

A mi cuando me hablan de lean startup se me paran los pelos de punta. Y después de un año estar batallando en las trincheras del emprendimiento, he aprendido que hay muchas cosas que no se pueden aplicar a la startup, sobre todo teniendo en cuenta el contexto español y más si vas a emprender un proyecto social real.

Para empezar no estamos en Estados Unidos y esto se nota más por el tipo de sistemas, sobre todo cuando en Europa predomina el estado de bienestar. Por tanto si vas a emprender un proyecto de alto impacto, debes relacionarte con los ayuntamientos y estos evidentemente te pedirán las máximas garantías como empresa y que no se vulnere la ley. Esto traduciéndolo al idioma emprendedor, quiere decir dinero.

La historia linda de que emprender con 5 euros en el bolsillo y el prototipo en un un papel de servilleta es totalmente ¡fake! (o al menos desde nuestra experiencia). Toda acción que hace tu startup tiene un coste.

Como decíamos antes, los ayuntamientos exigen las máximas las garantías y esto se traduce en dinero, por ejemplo necesitas algo demostrable…a los jefes responsables de evaluar proyectos les gusta tocar las cosas y navegar, por lo que un prototipo muy elemental es obsoleto (hablando de plataformas).

El tema legal es muy importante y esto debe asesorarte un abogado, si ya contáis en el equipo es mucho mejor y si no, toca pagar uno y eso no es barato ¡eh!

¡La constitución de la empresa! Otro gasto señores, 3001 euros de aportación de capital social, si esto es lean startup yo aún no me lo creo 😉

Y si enumeramos los diferentes gastos es un suma y sigue sin fin: servidores, certificados se seguridad, etc.

 Evidentemente todo es asumible, y si no cuentas con un inversor, siempre queda tirar de las 3 F, que ha sido nuestro caso.

Pero hay una cosa que el lean startup no nos cuenta y son ¡los tiempos! Según este sistema en pocos meses hay que tener un prototipo y cuanto antes salir al mercado, ok, me parece fantástico, pero muchas veces dependemos de otros factores…por ejemplo en un proyecto social muchas veces se debe involucrar a los ayuntamientos y como sabéis, las respuestas de la administración son más lentas, por tanto eso de correr aquí no encaja mucho.

Pero emprender también tiene sus cosas buenas; el placer y orgullo de hacer algo que disfrutas y que sabes que puedes solucionar el problema a mucha gente es un motor motivador muy importante y una razón de estar en este mundo.

Conoces muchas personas de todos los cargos : siempre digo que todos tienen algo que enseñarte, por eso debes estar muy atento a todo lo que te rodea.

Ante este año de trabajo os puedo decir que un híbrido es lo más real, o mejor os puedo decir que ha sido nuestro caso y de los errores se aprende.

En estos momentos ya estamos en la fase de lanzamiento y llegar aquí ha sido muy muy complicado, pero os puedo contar que el placer que da todo esto es indescriptible.

A punto de nacer, la primera plataforma de consumo colaborativo intergeneracional: Yeyehelp

Después de un arduo trabajo, nuestra plataforma va tomando forma. Estamos muy emocionados viendo como cada día el proyecto avanza hacia delante, ayer Tomas, nuestro diseñador nos envió los diseños de la plataforma.  Han quedado chulísimos y no pudimos evitar emocionarnos. Es que de imaginar que sólo teníamos unas hojas arrugadas como maquetas y ahora un producto casi terminado.

Por otro lado la tecnología no puede quedar atrás y también estamos avanzando por buen camino. En Yeyehelp contamos con un súper equipo que trabaja arduamente en la plataforma, una de las tareas más complicadas era el core, que lo tenemos finalizado y ahora se está programando, menudo curro que tienen nuestros informáticos!

Emprender no es nada fácil y en los últimos meses nos está surgiendo mucha competencia con millones de euros en financiación, los primeros días estuvimos algo decaídos, pero no hay nada como la confianza en uno mismo y el amor por el proyecto., sobre todo cuando uno mismo ha sentido y vivido la experiencia para solucionar, en nuestro caso, hemos trabajado con gente mayor y hemos tenido la oportunidad de poder sentir a nuestro cliente, estamos muy orgullosos de ello. Porque en Yeyehelp tenemos la ambición de transformar los servicios actuales para las personas mayores y convertirlas en experiencias inolvidables, es así que pretendemos ser la primera plataforma de consumo colaborativo que fomente los vínculos entre personas mayores y jóvenes.

Pronto os seguiremos contando más avances de nuestro proyecto, hasta pronto!

Amar es compartir, reflexiones de San Valentín

El 14 de febrero en muchos países se celebra “San Valentín”, pero quién era este santo que todo el mundo le festeja y las grandes marcas le promocionan para vender sus productos a los enamorados.

De hecho hemos relacionado que San Valentín es para regalar colonias, chocolates o perfumes…¿realmente este es la esencia de esta celebración?

Pienso que un poco de historia nos podrá ayudar a descifrar los misterios que nos rodean de esta vorágine consumista.

No existen datos precisos, pero se cree que durante el siglo III vivió en Roma un sacerdote cristiano llamado Valentinus que desafió una ley que prohibía casarse a soldados. Esta normativa seguramente obedecía a un motivo práctico: al no existir familia ni afectos a esposa o hijos, los soldados cumplirían mejor su cometido.

No existe nada argumentado sobre este personaje, pero la tradición oral cuenta que Valentín había casado a escondidas por el rito cristiano a varios de esos soldados que tenían prohibido contraer matrimonio. Esto llegó a los oídos de Claudio II quien inmediatamente ordenó detener al sacerdote. Una vez frente a frente, Valentin le habló de Jesucristo y sorprendentemente el monarca quedó cautivado por sus palabras.

El incipiente acercamiento del emperador a la nueva doctrina causó alarma en la corte imperial. Miembros influyentes de la Corte hicieron lo posible para desprestigiar a Valentín ante los ojos del Claudio II, hasta llevarle a juicio. Sigue relatando la leyenda que, mientras duró el proceso, Valentín estuvo sometido a la vigilancia de Asterius, un lugarteniente de Claudio II. Pese a la hostilidad inicial de Asterius, éste terminó convirtiéndose al cristianismo después de que Valentín curase milagrosamente la ceguera de la hija de aquél, Julia.

Esta breve reseña histórica nos deja mucho para reflexionar; ahora sabemos que Valentín tuvo el valor de enfrentarse al emperador arriesgando su propia vida para casar a los soldados y hacer que el amor prevalezca ante todo.

Por tanto nos gusta el concepto de hacer prevalecer el amor y compartirlo con los demás más que con el enfoque marketiniano de regalar cosas.

Por esto es que nos gusta tanto el consumo colaborativo, es un modelo de negocio que re distribuye los recursos de manera más equitativa. Genera vínculos entre las personas, genera confianza entre nosotros y por supuesto respeta el medio ambiente.

Desde Yeyehelp creemos en que la base fundamental es el amor; amor a tu trabajo, a tu pareja, a tus amigos, etc. Y ese amor es el que nos da la fuerza para seguir con este proyecto de consumo colaborativo.

Yeyehelp pone en contacto generaciones; estudiantes, gente en paro o cualquiera que quiera ganar dinero extra ofrece sus servicios a personas mayores.

Pretendemos de luchar contra el estigma de envejecer y que otras generaciones se acerquen y conozcan más a fondo a la gente mayor.

Se trata de compartir entre todos y generar una relación de confianza y beneficio mutuo.

Por eso en este san Valentín os invitamos a recordar a Valentinus y tener el valor de compartir con los demás.

 

 

¡Mi mamá me mima! Primera financiación de Yeyehelp

En el mundo del emprendimiento arrancar una idea es una de las partes más difíciles, puesto que pocas personas creen en ti y es difícil acceder a los centros de poder, business angels, etc. sobre todo cuando eres un mortal más. Pero existen algunos truquillos que todo emprendedor debe tener bajo la manga, y es el saber moverse frente a las adversidades. Existe pasos previos a formar tu propia empresa, sobre todo cuando de dinero se trata.

Pero, ¿A quién pedimos dinero? En el mundo del emprendedor existen las 3 F, family, Friends and fools (familiares, amigos y tontos- con cariño)

No dudé ni un solo momento en dirigirme a todos aquellos que podrían ser potenciales financiadores de yeyehelp.

Sorpresa fue la mía cuando recibí una jugosa oferta de 10.000 euros, una cifra perfecta para cubrir los primeros gastos para la plataforma. Sin embargo la descarté porque en partes era vender una parte muy grande de la empresa a un precio muy bajo.

Por tanto pasé a la segunda oferta, nada más y nada menos que mi mamá.

Mi madre nunca ha sido una mujer de negocios, se ha dedicado a sus 3 hijos y siempre nos ha dado todo su amor. Ella nos ha  criado con mucho amor y nos ha inculcado a utilizar el corazón y sobre todo dar amor.

Cuando le comenté mi proyecto, ella no dudó dos veces y me ofreció ayuda financiera, no era la que todo emprendedor sueña, pero es una apuesta y que alguien crea en ti es un valor infinito.

Evidentemente me gustaría celebrarlo con todos ustedes, puesto que es una persona más que se une al fenómeno Yeyehelp, como inversora y como cliente potencial.

Así que hemos recibido 6.500 eurazos para invertir en nuestro sueño que poco a poco empieza a coger forma.

Os seguiré contando más sobre nuestro proyecto…atentos

Yeyehelp se hace con el segundo lugar en Yuzz Sant Cugat

El lunes 14 de septiembre se celebró la 5ta entrega de los premios de emprendimiento Yuzz San Cugat.
Los premios Yuzz son un concurso dirigido a jóvenes de 18 a 30 años, patrocinado por Banco Santander. Para ingresar al programa Yuzz hay que postular entre miles de proyectos y jóvenes de toda España.
En una reñida competición, el primer lugar lo obtuvo el proyecto Wavier, creado por Jorge Gómez-Lechón. Una plataforma que organiza conciertos de diversos artistas según la petición de los fans.
En segundo lugar se coronó Yeyehelp, la plataforma de consumo colaborativo en donde jóvenes, desempleados o personas que quieran ganar dinero extra pueden hacerlo ofreciendo servicios a gente mayor.
Funciona muy fácil, tanto el particular como el cliente deben darse de alta en Yeyehelp. El particular sube a la web el servicio o experiencia que desea ofrecer, el equipo de Yeyehelp aprueba o rechaza y el cliente elige.
El éxito de la plataforma radica en el público a quien está dirigido los servicios, personas mayores de 50 años que tienen conocimientos de tecnología y que utilizan el internet de forma habitual, a este sector de la población los anglosajones los han bautizado como “Silver Surfers”. Yeyehelp pretende ser la web pionera en ofrecer servicios exclusivamente a este sector.
En tercer lugar se ubicó Eficook de Pol Mas, una aplicación móvil para controlar y gestionar de forma eficaz la compra y fidelizar a los clientes de los supermercados.

Entrega premios Yuzz Sant Cugat 2015
Entrega premios yuzz Sant Cugat 2015

La Vanguardia: Un proyecto que acerca las actuaciones de las bandas de música gana el Yuzz Sant Cugat

LaVanguardia-2015-09-15
El segundo premio se lo ha llevado ‘Yeyehelp’, una plataforma de consumo colaborativo que reúne estudiantes, personas en paro y otros perfiles que se ofrecen para algún tipo de ayuda a gente de la tercera edad como acompañarlos al médico y asesoramiento en compras tecnológicas, entre otras, por este trabajo sus creadores han conseguido un estancia gratuita de un año en el SC Tradecenter.

 

Ir a la noticia