Playboy recrea sus portadas más icónicas 30 años después para demostrar que la belleza es atemporal

 

La revista que para muchos es la máxima expresión del culto al cuerpo y la cosificación de la mujer, nos ha dejado a muchos con la boca cerrada, y es que Connor Hefner director de la revista, ha querido homenajear a la belleza femenina sin importar el factor edad ni racial.

Y han vuelto a invitar posar a siete modelos para recrear las icónicas portadas que protagonizaron hace 30 años.

Con esta serie la revista afirma:

 “La belleza es atemporal y estas mujeres son símbolo de empoderamiento porque son dueñas de sí mismas”.

Cooper Hefner, el hijo del fundador y redactor jefe de Playboy , está ahora al mando de la revista y ha sido quien ha ideado esta representación (en la que también incluye a su madre Kimberly Conrad Hefner) relatando que “la nueva Playboy admira a las mujeres sin distinción de raza o edad”. Además, el director defiende que “aquellas que han sido modelos de la revista una vez, lo son para siempre”.

Candance Collins, portada en 1979

Candance Collins, portada en 1979
Candance Collins, a la izquierda en el año 1979, a la derecha en 2017 (Playboy)

Monique St. Pierre, portada en 1979

Monique St. Pierre
Monique St. Pierre, a la izquierda en el año 1979, a la derecha en 2017 (Playboy)

Cathy St. George, portada en 1981

Cathy St. Geroge, a la izquierda en el año 1981, a la derecha en 2017 (Playboy)
Cathy St. Geroge, a la izquierda en el año 1981, a la derecha en 2017 (Playboy)

Charlotte Kemp, portada en 1983

Charlotte Kemp
Charlotte Kemp, a la izquierda en el año 1983, a la derecha en 2017 (Playboy)

Kimberly Conrad Hefner, portada en 1988

Kimberly Conrad Hefner
Kimberly Conrad Hefner, portada en 1988

Renee Tenison, portada en 1990

Renee Tenison
Renee Tenison, a la izquierda en el año 1990, a la derecha en 2017 (Playboy)

Lisa Matthews, portada en 1991

Lisa Matthews
Lisa Matthews, a la izquierda en el año 1991, a la derecha en 2017 (Playboy)

Jordi Griset, el modelo catalán de 69 años que nos enseña que la belleza no tiene edad

Modelo, delineante, investigador, escritor, activista gay, 69 años

Jordi Griset es, entre otras cosas, un modelo catalán que, a sus 69 años recién cumplidos, sigue ejerciendo la profesión con gran vitalidad, posando desnudo frente a futuros dibujantes, pintores y escultores, en su faceta de modelo de bellas artes, vistiendo ropa de marca en la de moda y publicidad estática (revistas y carteles) o interpretando diversos personajes frente a las cámaras, para publicidad dinámica (vídeos para cine y/o televisión).

Después de 15 años de investigación, el año 2015 publicó el libro L’Art del mosaic hidràulic a Catalunya, que ha recibido una calurosa acogida por parte del público experto y al año siguiente publicó El Modernisme per pintar. Mosaics hidràulics d’autor.

Jordi es un hombre polifacético que no deja de sorprendernos con su talento y su energía positiva, por ello queremos compartir la entrevista con todos vosotros

1. ¿Cuándo y cómo te introduces al mundo del modelaje?

A mis 18 años, un amigo que trabajaba de modelo de ropa en una conocida empresa barcelonesa, ya desaparecida, se puso enfermo y me pidió que le sustituyera en el desfile que tenía que hacer al día siguiente. Acepté como favor, por la amistad que teníamos, pero recuerdo que me moría de vergüenza en cada salida a la pasarela. Sin embargo parece que mi estilo gustó al público y especialmente a los responsables de la empresa, así que me ofrecieron trabajar con ellos y acepté, desfilando en solo tres o cuatro ocasiones más, porque cuando lo conté en casa mis padres se opusieron –tengamos en cuenta que eso sucedía a principios de los años 60, en plena dictadura, y ser “modelo” era sinónimo de ser maricón (lo de gay es un eufemismo que llegó más tarde)– así que para no enfrentarme a ellos decidí dejarlo.

En 1992, el año olímpico, rompí con mi pareja después de 11 años de convivencia y decidí quedarme la casa que compartíamos hasta entonces, esto incluía la hipoteca que aún pesaba sobre ella. Para pagarle su mitad, con el incremento de los precios debido a los JJOO, tuve que asumir una deuda que me dejó totalmente descapitalizado así que, como me costaba terriblemente poder llegar a fin de mes, y después de solicitar un aumento que me fue denegado, en la administración donde trabajaba como delineante, decidí que tenía que sacarme un sobresueldo como fuera.

Así que me ofrecí como masajista en los recién abiertos gabinetes de Masajes a 1000, pero no me aceptaron por no tener titulación, visité academias de dibujo y bellas artes por si me querían como modelo de desnudo, pero ninguna necesitaba gente nueva en aquel momento, me apunté en las agencias de modelos conseguidas gracias a las guías de teléfonos comerciales, con el mismo resultado negativo… así que no me quedó más remedio que apretarme el cinturón y hacer “pelotas” con la tarjeta de crédito.

Unos seis años más tarde, ya libre de cargas económicas y supongo que también emocionales, empezaron a llamarme tanto de las academias de bellas artes como de las agencias así que, de repente, cuando ya no lo necesitaba de manera vital, comencé a ir a castings y rodajes, alternándolos con sesiones de pose para dibujo y, especialmente, con mi trabajo de delineante y, a los 50 años, me convertí de nuevo en modelo.

 

2. ¿Cuál ha sido el trabajo que más has disfrutado en estos últimos años?

A pesar de lo duro de posar desnudo y completamente inmóvil, reconozco que sigue siendo una de las actividades de esta profesión que más me gusta, porque me permite observarme interiormente y aprender a soltar las inevitables tensiones de mi cuerpo en estado estático, sin que se note. También me permite expresar libremente mi creatividad, en las poses cortas, ofreciendo aquello que a mí me gustaría que un/a modelo me diera si yo estuviera dibujando o pintando.

Jordi Griset en un desnudo artístico
Jordi Griset en un desnudo artístico (2010)

En cuanto al mejor trabajo de publicidad, disfruté enormemente el rodaje del spot de Asistencia Sanitaria inspirado en El sol del membrillo, que se rodó en 2001, en que yo interpretaba, como único personaje, un frustrado pintor empeñado en conseguir plasmar la luz del momento porque, gracias al realizador, que me forzó a sacar mi vena interpretativa al máximo en tan ínfimo espacio de tiempo, descubrí el gran actor en potencia que reside dentro de mí.

Finalmente, me divertí mucho participando en pequeños papeles en performances o piezas de teatro para amigos y familiares, inspirándome en el estilo provocativo de La Cubana.

 

3. ¿Realizas algún cuidado/preparación física?

En mi infancia pertenecí a un grupo de Boy Scouts con el que salía de excursión casi cada fin de semana. Luego quemé calorías utilizando la bicicleta de mi padre para desplazarme por Barcelona y en las vacaciones de verano nadaba en el mar y piscinas de vecinos o amigos. Sobre los 18 años empecé con el esquí, que se convirtió en mi pasión y deporte favorito durante muchos años. A los de 33 descubrí el yoga, al que me entregué profundamente en cuerpo y alma incluyendo su parte física, Hatha-Yoga, que ayudó a estilizar mi ya definido cuerpo físico. Durante los 11 años que estuve en pareja, caminé muchísimo paseando diariamente nuestros perros y en las excursiones semanales que hacíamos.

jordi Griset

Después de unos años de inactividad probé los gimnasios, con sus ejercicios de máquinas y pesas, con los que reforcé musculatura y quemé grasas hasta conseguir marcar, como nunca antes había conseguido, unos magníficos abdominales.

Confieso que actualmente hago muy poco ejercicio, a pesar de seguir pagando la cuota del gimnasio, pero sigo cuidando mi alimentación para no subir demasiado de peso e intento caminar, aunque me cuesta superar la comodidad del coche o la moto.

 

4. ¿Cómo percibe la sociedad a los modelos seniors?, ¿Crees que la juventud es un canon de belleza actual?

Hablar de modelos es, inevitablemente, hablar de moda. Mucha gente ni siquiera sabe que el modelo publicitario o artístico existe.

Vivimos en una sociedad tipificada y desculturizada donde, básicamente, se valoran la juventud y la belleza. Donde las masas, especialmente de los jóvenes, intentan seguir los cánones que los medios les imponen, pues los fabricantes han visto en ellos unos consumidores inagotables para sus productos. Por ello constantemente están cambiando los colores y las tendencias, obligándonos al consumismo y a uniformizarnos para estar en “la norma”. Quién no sigue las normas se queda fuera… pero estos dictados nos convierten, de manera muy sutil, en marionetas y, además, nos creemos libres y con gran personalidad porque “escogemos” qué hacer, qué comer o qué beber y, muy especialmente qué vestir, dentro de los pequeños márgenes que nos dejan para seguir eso que llaman moda, que no hace otra cosa que hacernos a todos iguales.

Los modelos mayores casi no existen en el mundo de la moda, hablo de España, claro, y mucho menos en las pasarelas. Sí pueden verse en revistas y publicidad estática, porque no deja de ser otro mercado que hay que incentivar, y es menos difícil encontrarlos en anuncios de televisión, pues ahí se necesitan todo tipo de personajes, edades y condiciones para publicitar mil artículos diferentes.

Creo que la cultura greco-romana, con el mito de Narciso, sigue marcando las tendencias sociales en nuestros días. Nadie quiere envejecer ni tener arrugas y no solo se evita mencionar la muerte, por la que todos vamos a pasar, si no que, cuando no hay más remedio, se cita con eufemismos como “traspaso”. Buscamos la fuente de la eterna juventud de forma artificial, y fuera de nosotros, mediante agresivas operaciones de estética, cremas milagrosas, liposucciones, bótox… ¿No demuestra todo ello una no-aceptación de nuestros cuerpos? ¿No sería más fácil reconocer y aceptar nuestras debilidades, aprender de ellas y crecer como individuos? Estas tipologías de perfección, estilo “barbie”, están generando terribles traumas. ¿Cómo es posible que chicos y chicas de 18 o 20 años ya se hayan sometido a operaciones de estética porque no se gustan? No, creo que, desgraciadamente, el concepto de belleza no ha cambiado desde hace decenas o, si lo ha hecho, ha sido bien poco.

Afortunadamente la marginación por edad no es tan estricta en los modelos de bellas artes, precisamente porque podemos ofrecer una muestra viva de cómo el cuerpo humano va evolucionando a lo largo de los años debido al desgaste y la fuerza de la gravedad. Para pintores y dibujantes, así como para los fotógrafos artísticos, la belleza de un músculo caído, un torso o vientre flácido o unas arrugas en la frente, ofrecen una información de vida que se pierde irremediablemente al pasar por el quirófano. También es cierto que, precisamente debido a este desgaste, muchos modelos se retiran a edades “tempranas” porque sus cuerpos cansados ya no resisten las duras poses artísticas durante largo tiempo, o por ese sentimiento de vergüenza que nos han metido en el cuerpo y por el que no les gusta mostrar sus “miserias”.

5. Sabemos que recientemente has publicado el libro L’Art del mosaic hidràulic a Catalunya, ¿Qué diferencias consideras que existe entre escribir y modelar en esta etapa de tu vida? ¿Con cuál de las dos disfrutas más?

De hecho siempre me ha gustado escribir. Recuerdo que, de pequeño, siempre sacaba buenas notas en los ejercicios de redacción de la escuela. En la década de los 80 empecé a escribir artículos mensuales para la revista que publicaba una asociación con la que colaboraba. Luego fui secretario de redacción y articulista en la revista que publicaba trimestralmente el Centro de Yoga en que colaboré. Más tarde escribí dos artículos sobre el mundo de las bellas artes, visto desde el punto de vista del modelo…

Lo de escribir sobre el mosaico hidráulico fue una “causalidad” (no creo en las casualidades): hace unos quince años encontré algunas de estas baldosas en un vertedero y decidí recogerlas, limpiarlas y colgarlas en una pared de mi casa. Al cabo de unos meses, en un contenedor de Barcelona, encontré varias más, así que mi innata curiosidad me llevó a preguntarme cómo se fabricaban, en qué momento aparecieron, etc. y con gran sorpresa comprobé que había muy poca bibliografía al respecto, así que empecé a investigar por mi cuenta. Después de diez años había conseguido tanta información que decidí que tenía que compartirla y me puse a escribir…

El libro se publicó en marzo de 2015, coincidiendo con una exposición sobre el mismo tema y al año siguiente publiqué otro librito con baldosas “de autor” para colorear.

Por ser dos actividades completamente distintas me resulta casi imposible poder decir cuál de las dos es más gratificante. Yo intento vivir intensamente aquello que hago en cada momento, así que para mí casi todo es placentero. Ten en cuenta que estas dos actividades las hago “por amor al arte”, es decir, lo de modelo, en la actualidad, me aporta poquísimo beneficio económico y en cuanto al libro, no solo no me aporta ganancias si no que hasta me cuesta dinero. Con estos condicionantes comprenderás que si sigo dedicándoles tiempo y esfuerzos es porque realmente es algo con lo que disfruto enormemente.

6. ¿Además del modelaje y escribir libros qué otras actividades realizas/hobbies ?

Un gran escritor amigo mío me definió hace tiempo como un espíritu inquieto y transgresor y con una biografía de lo más insólita, y creo que no se equivocó en lo más mínimo porque así es como me siento yo mismo:

Me metí en el mundo espiritual desde las más variadas disciplinas y prácticas energéticas y espirituales.  Fui el coordinador para Cataluña del movimiento mundial de paz Trece Lunas y participé en las ceremonias de las lunas llenas haciendo sonar la caracola. Di clases de Hatha-Yoga en mi propio centro de Vilanova i la Geltrú. Di sesiones de Yuki (una especie de reiki). Participé tanto en España como en  otros países como danzante conchero y componente del grupo “Sirio” en la apertura de diamantes energéticos en Machu Picchu (Perú), Tenerife, Lago Tahoe (California) e Islandia.

La defensa de la naturaleza y la sensibilidad hacia el medio ambiente me hicieron colaborar en la creación de la fundación “Rosa María Tarruell, contra la crueldad hacia los animales”.

Escribí artículos para distintas revistas. Trabajé como delineante. Construí maquetas de edificios y fui gerente de una empresa de construcción…

Actualmente actúo como representante LGBTI de la asociación Sitges Voluntaris Socials y trabajo defendiendo los derechos de este colectivo al tiempo que potencio el voluntariado social.

Sin embargo, lo que más ocupa mi tiempo en éste momento son las actividades relacionadas con el mundo del pavimento hidráulico, ya sea promocionando los libros con presentaciones y charlas en museos y todo tipo de asociaciones culturales y/o educativas que lo solicitan, asesorando a entidades o particulares sobre lo más idóneo para la restauración y conservación de sus baldosas, localizando modelos y fabricantes de pavimentos colocados hace alrededor de 100 años, escribiendo artículos relacionados con este arte, formando parte de los comités de organización de los dos congresos sobre pavimentos que se celebrarán el año próximo en Barcelona y, muy especialmente, continuando la investigación y corrigiendo errores de mis trabajos ya publicados.

 

7. ¿Cuál es la receta para cumplir años con tanta vitalidad como tú?

Cada vez que me hacen una pregunta similar a ésta respondo, bromeando, que la respuesta estará en  mi próximo libro Cómo mantenerse joven física y mentalmente a pesar de los años pero, seriamente, he de decir que reconozco que hay una parte de genética, heredada de mi madre, y que mi carácter y temperamento activos me ayudan mucho, aunque el carácter se forja a base de golpes y desengaños. Sé que a otras personas no les resulta tan fácil pero creo que la tan repetida fórmula de “enamorarse de algo” y pensar en positivo son, para mí, dos actitudes imprescindibles para mantenerse joven y en forma.

 

Personalmente tuve la suerte de poder jubilarme cuatro años antes de la edad que entonces se consideraba normal pero es que unos años antes, y como previsión, empecé a hacer una lista sobre qué cosas hubiera querido hacer y nunca hice. Así que, al día siguiente de mi jubilación, en lugar de quedarme en casa traumatizado porque mi rutina de 43 años de acudir a un centro de trabajo se había roto sin posibilidad de vuelta atrás, me dediqué a ordenar la lista por orden de prioridades y empecé a hacer todo aquello que por miedo, falta de tiempo u otros motivos, nunca había podido incorporar a mi vida, y así he seguido hasta hoy, incorporando nuevas cosas a la lista y tachando aquellas que ya he realizado. Esta lista incluye, por supuesto, acciones de carácter social y desinteresado, pues ya hace muchos años descubrí que una de las mejores formas de sentirse feliz es dar sin esperar nada a cambio.

También es cierto que el hecho de haber publicado los dos libros y que, paralelamente, exista una exposición itinerante sobre el mismo tema, que yo impulsé y en la que sigo participando, me ayuda a mantenerme activo, podría decirse que son mis amantes en este momento. Cuando todo esto termine, tendré que enamorarme nuevamente de otro tema y llevarlo a cabo, una vez más, apasionadamente.

No hay recetas ni fórmulas mágicas. Como dice mi amiga Rita: ¡Nos lanzan a éste planeta pero no nos dan el librito de instrucciones! La vida es un maravilloso camino que hay que ir componiendo a cada momento, escogiendo constantemente y aprendiendo y rectificando con los golpes y experiencias de los “caminos equivocados”. Ésta, y no otra, es la única receta. Espero y deseo que puedas encontrar la tuya.

Queremos agradecer a Jordi por su tiempo prestado, y queremos desearle muchos más éxitos. El modelo catalán afincado en Sitges sigue trabajando como modelo, AQUÍ podráis ver más en detalle su trabajo como modelo (web en versión flash)

Alicia Borrás la modelo de 70 años que rompe los esquemas sociales

¿Quién ha dicho que a los 70 no se puede ser modelo?. Así lo demuestra Alicia Borrás que a sus 70 años es nueva la imagen de de Desigual para la campaña ‘La vida es chula’ el ‘leit motiv’ de la marca que sirve como hilo conductor para la campaña de primavera 2016. En ella también son protagonistas modelos jóvenes como Stephanie Hall y Angelina Nawojczyk y las bailarinas Kayoko Everhart, Sheila Jordà y Maria Cocol.

Según el periódico el mundo, cada vez más los diseñadores apuestan por mostrar a mujeres reales ya firma que de nada sirven los cánones de belleza estereotipados en el mundo de la moda como la extrema delgadez o la ignorancia del paso del tiempo y, por tanto, el rechazo de las arrugas. Pero nosotros no estamos tan convencidos de esta afirmación del periódico El Mundo, puesto que son los mismos medios de comunicación que siguen representando la belleza femenina como una mujer joven y delgada que nunca envejece. De hecho existen muchos trabajos doctorales que exponen que la representación en programas de televisión, videos musicales, películas, etc., muestran que una mujer exitosa debe ser bella, delgada y joven.

Pero, ¿Por qué nos sorprende que una mujer mayor de 70 años sea imagen de una campaña de moda? ¿Tan malo es ser mayor y hacer actividades que son para “gente joven”? creemos que una noticia así no debería causar sorpresa, debería ser parte de nuestro día a día.

Analicemos el caso argentino, ellos cuentan con una mega diva mediática llamada Susana Giménez, presentadora de televisión con una trayectoria de 25 años, ella a sus 73 años sigue presentando su programa con altos niveles de audiencia y es imagen de múltiples afamadas marcas de multinacionales.

Susana Giménez
Susana Giménez a sus 73 años

Sin embargo, Susana Giménez se presenta ante su público con una estética diferente a Alicia Borrás. Mientras Susana tiene un número incontable de cirugías plásticas para ocultar los signos del paso del tiempo y cuenta con ejército de asesores de imagen, iluminadores, maquilladores, etc., Alicia muestra con orgullo su cuerpo al natural. Entonces, ¿porqué causa tanta sorpresa la imagen de una mujer con arrugas frente a una que no las tiene?.

Es que vivimos en una cruel dictadura del cuerpo 10 y la eterna juventud, constantemente nos recuerdan que llega el verano y que tenemos que lucir un cuerpo de infarto o un bronceado despampanante. Pero la publicidad se ceba sobre todo con la mujer que la bombardea con mensajes de tratamientos de belleza  y elíxires para mantener la juventud.

No obstante, aún quedan algunos acercamientos para romper con los modelos convencionales de belleza como lo hace Desigual, que se caracteriza por tener como imagen modelos que rompen los esquemas sociales, sin embargo no todos se animan a hacerlo, puesto que Desigual apuesta por sus diseños más modernos  y desenfadados que otras marcas, pero creemos que es un pequeño paso que aporta  a romper los cánones convencionales de belleza occidental.

Sobre Alicia Borrás

Alicia Borrás
Alicia Borrás luciendo orgullosa su cabellera gris

Cuenta con una dilatada carrera como maniquí: fue Miss España en 1965 y la primera musa de Pertegaz., ha desfilado para Dior, Chanel Yves Saint Laurent y más recientemente,en el año 2014,en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid; se ha convertido en la estrella del nuevo vídeo de Desigual.