senior

Rompiendo mitos: sexo y envejecimiento

El sexo al envejecer es un tema que se habla mucho, generalmente se tiende a estigmatizar de manera negativa el rendimiento sexual e interés por el sexo cuando somos mayores. Por eso hemos acudido a Lucía Pardo, psicóloga experta en en el ámbito del envejecimiento que nos sacará de dudas, esperemos que disfruten de esta entrevista.

1. Antes de nada nos gustaría que nos expliques, ¿qué mitos sobre la sexualidad en los mayores existen y debemos corregir?

En general, existen multitud de mitos y estereotipos hacia la vejez y el envejecimiento. Algunos de ellos hacen referencia a la sexualidad y afectividad de las personas mayores. Por ejemplo, considerar que no tienen interés por el sexo o que no sienten deseo sexual, que aquellos que se interesan por la sexualidad son pervertidos o que no tienen capacidad fisiológica para llevar a cabo las conductas sexuales. Frente a ello, podríamos decir que la sexualidad es una expresión emocional más sin fecha de caducidad; forma parte de nosotros mismos y existe a lo largo de toda la vida.

Las conductas sexuales pueden ser muy diversas, pues la sexualidad se puede vivir de muchas formas, no sólo a través del coito. Las expresiones como las caricias, los besos, las miradas, la masturbación o el sexo oral son auténticas expresiones eróticas, para las cuales no importa la edad.

2. ¿Es cierto que cuando envejecemos se pierde el deseo sexual? ¿afecta al hombre y a la mujer de igual manera?

El deseo sexual, la atracción por otra persona o la necesidad de sentirnos deseados, son aspectos que pueden estar activos a lo largo de todo nuestro ciclo vital, incluida la vejez. Junto a este deseo están asociadas toda una serie de emociones positivas, como la plenitud, la intimidad, la seguridad, el amor o la atracción.

3. ¿Crees que afecta en el sexo la percepción negativa de nuestro propio “cuerpo envejecido”?

Creo que puede afectar la consideración social negativa respecto al cuerpo de las personas mayores. La sociedad actual ensalza todo aquello relacionado con la juventud, considerándolo positivo, y rechaza todo lo asociado al envejecimiento. Esta concepción estereotipada de la vejez puede tener una gran influencia sobre las personas mayores, generándoles grandes dosis de sufrimiento y frustración.

4. ¿Se puede estimular o mejorar nuestra vida sexual cuando somos mayores?

La sexualidad es una parte más de todos nosotros como personas, y por tanto se puede estimular, disfrutar y vivir en cualquiera de las etapas vitales. De forma adaptada a nuestros gustos, preferencias y deseos, así como a nuestras condiciones personales, podemos disfrutar la sexualidad como más nos apetezca, incluido en la vejez.

5. ¿La masturbación o las fantasías sexuales, son cosas de jóvenes?

Para nada. Como te digo, la sexualidad se vive a lo largo de toda la vida. Junto a ella, están asociadas toda una serie de conductas y sentimientos, como son el amor, el deseo, la satisfacción, la atracción, la intimidad, la masturbación, el sexo oral, las fantasías, los besos, las miradas, y un largo etcétera. Todo ello forma parte de nuestra vida sexual, incluida la de las personas mayores.

Sociedad

6. ¿Lo socialmente correcto cohíbe en disfrutar el sexo cuando somos adultos?, por ejemplo utilizar/comprar juguetes eróticos, realizar fantasías eróticas, etc.

Como te decía, los estereotipos y mitos hacia la vejez pueden condicionar mucho la forma de pensar, sentir y actuar de las personas mayores. Lo considerado como socialmente correcto puede influir en que se sientan empujados a actuar de determinada manera, con el consiguiente sufrimiento que puede generar en las personas mayores, que no se sienten libres de vivir su sexualidad de forma plena y satisfactoria, conforme a sus necesidades, deseos y experiencias.

7. ¿Por qué la sociedad considera que un cuerpo joven es más bello que uno mayor?, ¿realmente dejamos de ser atractivos cuando envejecemos?

La consideración de un cuerpo como atractivo o no es muy relativa, es algo socialmente construido. Volviendo nuevamente a los estereotipos, lo que socialmente se valora y se considera atractivo actualmente se asocia con lo joven. El cuerpo de las personas mayores ha adquirido connotaciones negativas, surgiendo tratamientos contra las arrugas o tintes para las canas, que tratan de enmascarar la marca de los años en nuestro cuerpo.

Considerar el cuerpo de las personas mayores como poco atractivo puede llevar, como decía, a generar un gran sufrimiento y frustración en las personas mayores. Mantener una percepción positiva de nuestro cuerpo y pareja favorece una sexualidad satisfactoria.

8. ¿La mujer está más estigmatizada que el hombre con respecto a la sexualidad?

Puede ser que la mujer sí esté más estigmatizada, respecto a la vejez en general, y la sexualidad en particular. Sobre ella existe mucha mayor presión social respecto al aspecto físico y al cuidado del cuerpo. En relación a la sexualidad, las mujeres mayores pueden ser “víctimas” de la educación y la cultura, que tradicionalmente negaban las expresiones sexuales. Además, puede prevalecer el mito que asocia el fin de la función reproductiva de la mujer con el término de su función sexual.

fotograma de la película gerontophilia
Fotograma de la película “Gerontophilia”, que narra la historia de amor entre un joven de 20 años y un señor de 80.

9. ¿Por qué impactan tanto las relaciones amorosas/sexuales intergeneracionales, sobre todo cuando se trata de mujer mayor con hombre joven o relaciones homosexuales?

En mi opinión, es fruto de los prejuicios socialmente creados. Culturalmente, hemos construido unas ideas fijas respecto a lo que implica una pareja, causando gran impacto todo lo que se salga de ahí. Sin embargo, yo creo que estamos avanzando y venciendo estos estereotipos, las parejas cada vez son más diversas, al igual que las familias. Hemos abandonado ya la vieja idea de la familia tradicional formada por una mujer, un hombre y los hijos. Yo creo que estamos en el buen camino, aunque aún queda mucho por hacer.

Sobre Lucía Pardo

Lucía Pardo
Lucía Pardo piscóloga

Lucía Pardo es psicóloga, licenciada por la Universidad de Santiago de Compostela, donde también estudió un máster en Psicogerontología. Tiene experiencia en el trabajo con personas mayores en diferentes ámbitos, y es creadora y administradora del blog Sumando canas, sumando experiencias. El blog está dedicado a la psicología y al envejecimiento, adoptando una perspectiva positiva y realista, tratando de desterrar los estereotipos y prejuicios predominantes.

Actualmente, se sigue formando a través de diferentes cursos y realiza el Máster en Psicología General Sanitaria por la UNED.  

 

Published by Carlos Manuel Guamán

Human, entrepreneur, CEO @yeyehelp, Coolhunter, yuzzer and inmigrant, what else? @carlosmguaman

2 comments on “Rompiendo mitos: sexo y envejecimiento”

  1. Después de leer tan interesante artículo me hago una pregunta. ¿Quién de los dos miembros de la pareja tira antes la toalla para continuar avivando el fuego de las relaciones sexuales? ¿El hombre, que puede verse afectado por pocas y malas erecciones? o ¿La mujer, que en ocasiones el cambio de metabolismo parecen destrozar su libido?.
    Realmente no lo sé. Invito a reflexionar.
    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *