Big Ben Londres

Reino Unido reduce impuestos para impulsar el consumo colaborativo

El gobierno del Reino Unido anunció un pequeño alivio de impuestos con el objetivo de fomentar lo que denomina el canciller ‘micro-emprendedores, aunque seguramente los más beneficiados serán  las plataformas como Airbnb, no obstante,  ahora si un británicos ocupan la invitación a alquilar su cuartos de repuesto para un pequeño ingreso adicional libre de impuestos.

La nueva rebaja de impuestos también se aplica a las plataformas online de venta de productos tecnológicos, tales como eBay y Etsy pero también se puede ver algunos que se eleven en el Reino Unido, así lo ha afirmado el Ministro de Finanzas, George Osborne, quien afirmó que al menos medio millón de personas se beneficiarán de la reducción de impuestos.

“Vamos a ayudar al nuevo mundo de los microemprendedores que venden servicios en línea o alquilan sus casas a través de Internet”

expresó el Ministro. El sistema de recaudación de impuestos pretende de una forma ayudar a estas personas, por lo que se han introducido dos nuevas ayudas fiscales de 1.000 libras al año, tanto para el comercio online y la renta de la propiedad.

La rebaja de impuestos de £ 1.000 se aplica dos veces; una para los ingresos relacionados con la propiedad y otra para el comercio en línea, por lo que los británicos podrán ganar £ 2.000 libres de impuestos en el conjunto de los dos tipos de actividades anteriormente mencionadas.

Es la segunda vez que se realiza este tipo de reducciones al alquiler de vivienda, en lo que concierne habitaciones. El verano pasado se anunció un umbral libre de impuestos de 4.250 £ a £ 7.500 por año. Sin embargo sólo se aplica si es la residencia principal de arrendatario.

La nueva rebaja de impuestos de ingresos de £ 1.000 inmuebles para alquiler en línea será aplicable incluso cuando si toda la vivienda se alquila como suele ser el caso con Airbnb. La rebaja de impuestos también se aplicaría a otros sectores de la economía colaborativa como alquileres de espacios de trabajo o alquileres de parkings. No es la primera vez que el gobierno del Reino Unido ha tratado de inyectar un poco de combustible a la economía colaborativa, ya en 2014 revisó la regulación del sector con el objetivo de la eliminación de las barreras al crecimiento adicional de plataformas de consumo colaborativo.

Esperemos que este tipo de iniciativas se tomen en España y así se fomente el consumo colaborativo que ahora goza de una alta aceptación en la sociedad y se pueden sacar muchos beneficios económicos y sociales.

Fuente: Techcrunch

Published by Carlos Manuel Guamán

Human, entrepreneur, CEO @yeyehelp, Coolhunter, yuzzer and inmigrant, what else? @carlosmguaman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *