dudas

¿Es realmente social la economía colaborativa que conocemos?

Esta semana la OCU ha presentado el informe ¿Colaboración o negocio? Consumo colaborativo: del valor para los usuarios a una sociedad con valores con una mesa redonda en la Facultad de Sociología de la UCM.  Los resultados evidencian el éxito de penetración en la sociedad, pero un bajo impacto social.

Se ha realizado una encuesta a más de 8.500 consumidores de cuatro países europeos; España, Italia, Portugal y Bélgica y se ha analizado 70 plataformas de consumo colaborativo  de diferentes categorías; desde el transporte hasta el alojamiento.

Los resultados ponen en evidencia que más del 70% de los encuestados ha participado alguna vez en una actividad de consumo colaborativo, movido sobre todo por razones económicas ahorro de dinero o prácticas facilidad de uso y flexibilidad de horario, entre otras razones. Los usuarios tienen claro que el consumo colaborativo crea valor para ellos, es útil y responde a sus expectativas.

Las plataformas mejor valoradas, por categoría, son las de alojamiento, de trasporte y los mercados de redistribución y segunda mano. Así también 8 de cada 10 encuestados afirma estar satisfecho con la experiencia en el consumo colaborativo.

Si bien el informe concluye que las plataformas de consumo colaborativo P2P son eficientes y útiles para sus usuarios, con respecto al análisis de las plataformas el resultado no ha sido tan positivo, puesto que se ha concluido que falta regulación en este sector, así también se evidencia que solo una minoría de las plataformas de consumo colaborativo se plantea como misión transformar la sociedad hacia una economía con valores.

A los que estamos emprendiendo en consumo colaborativo, el informe nos ha dejado de alguna manera sorprendidos, puesto que hemos estado viendo en los medios la cantidad de startups de consumo colaborativo que se vanaglorian de su éxito, pero al parecer el componente social brilla por su ausencia, teniendo en cuenta que este modelo de negocio debe tener un alto componente social.

Lo sorprendente es que el informe afirma que sólo el 10% de las plataformas colaborativas en España (de las 70 estudiadas en Europa) están orientadas a la comunidad.

Entonces, ¿esto quiere decir se está perdiendo el rumbo de lo social dentro del consumo colaborativo?

Published by Carlos Manuel Guamán

Human, entrepreneur, CEO @yeyehelp, Coolhunter, yuzzer and inmigrant, what else? @carlosmguaman

One comment on “¿Es realmente social la economía colaborativa que conocemos?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *