isla-mauricio

VACACIONES PERFECTAS: ISLAS MAURICIO Y SEYCHELLES

Se acercan las vacaciones y seguro que ya tenéis pensados varios destinos, para los que sois de playa, en este post te recomendamos Mauricio y Seychelles, las paradisíacas islas del océano Índico que no te arrepentirás de visitarlos.
Lejos de cualquier continente y rodeadas de un mar azul, sedoso como no hay otro, forman parte de las llamadas islas Vainilla junto con Reunión, Comores, Madagascar, Mayotte y Maldivas.

hotel-royal-palm-en-isla-mauricio-90 isla_mauricio_iviva_el_tropico_523776261_650x Islas-Mauricio

Si bien Mauricio fue una colonia inglesa hasta 1968 y siguió siendo parte del Commonwealth británico hasta 1992, el francés se habla más que el inglés, indicio de que, en el origen, la isla fue francesa. Un gran arrecife rodea la isla de 65 kilómetros de largo por 45 de ancho, en sentido este a oeste, por lo que sus playas son más que tranquilas y sin presencia de tiburones.
Además de ingleses y franceses, la isla fue conquistada por portugueses y holandeses. Los esclavos africanos fueron la fuerza de trabajo de los campos de cañas de azúcar hasta la abolición de la esclavitud, en 1835, cuando fueron reemplazados por trabajadores indios y chinos.
La mezcla de razas dio a luz una cultura creole, con su idioma y su gastronomía, y la coexistencia de varias religiones. Más de la mitad de los mauricianos es budista, un tercio es musulmana, los cristianos son minoría y todos conviven pacífica y respetuosamente.
Quien esté pensando en hacer turismo en Isla Mauricio debe saber que su principal atracción son sus playas. Conocida también como Isla Playa, Mauricio se caracteriza por el color turquesa de sus mares o lagunas y por su arena blanca.
El clima tropical oscila en los 23ºC en invierno y los 27ºC en verano y el agua tiene una temperatura cálida todo el año. En su vegetación, predominan las palmeras, las cocoteras y las flores exóticas. Un dato importante que debe tener en cuenta el turista que quiera pasar sus vacaciones en Isla Mauricio es que en la playa y en los hoteles no se permite usar tanga ni hacer topless, debido a la estricta moral religiosa mauriciana.
El viaje a Isla Mauricio es ideal para aquellos amantes de los deportes extremos y el turismo de aventura. La Isla se caracteriza por brindarle al turista una infinidad de actividades en contacto directo con la naturaleza, como trekking, senderismo, windsurf o surfing. Sin embargo, el pasatiempo más elegido por los turistas son las clases de buceo. El agua cristalina de Mauricio y su clima tropical, ofrecen la posibilidad de poder observar infinidad de peces y flora marina. Las expediciones de buceo suelen llevarse a cabo en los trescientos kilómetros cuadrados de jardín coral con los que cuenta Mauricio.
Otro dato clave que el turista que viaje a Isla Mauricio debe tener en cuenta es el tipo de trasporte público que existe en la Isla. El autobús es el más utilizado y posee dos estaciones principales en Port Louis, la capital de Mauricio. Una queda en Place d’ inmigration y de allí salen los micros que se dirigen al norte de la Isla. Mientras que de la terminal de Plaza de la Victoria es de donde parten los autobuses que se dirigen al todo el resto de la ciudad. Sin embargo, el medio de transporte más recomendado para quienes pasen sus vacaciones en Isla Mauricio es el taxi. Suelen ser más baratos que el alquiler de un auto y el conductor muchas veces hace de guía. De todas maneras es aconsejable acordar el precio antes de realizar el viaje.

Seychelles

Santé seychelles-divers Seychelles-Island

La otra gran perla del Índico es Seychelles, a casi cinco horas de vuelo desde Johannesburgo. Es un país conformado por 115 islas de las cuales sólo tres están habitadas: Mahé, Praslin y La Digue. Otras pocas están en manos privadas, como Denis donde toda la isla es un resort privado.
En 1742 una expedición francesa llegó desde Mauricio y nombraron Mahé a la isla más grande. Al igual que sus vecinos, cayeron en manos inglesas hasta 1976. Aquí también franceses, ingleses, africanos, indios y chinos, gestaron la cultura creole.
En Mahé vive el 90 por ciento de la población, que no llega a los 100 mil habitantes. Es una isla de 25 kilómetros de largo por 8 kilómetros en su parte más ancha y es una de las 41 islas interiores de formación granítica, con montañas de hasta 900 metros cubiertas de vegetación. Las otras 74 islas, llamadas exteriores, son atolones de coral que no superan los dos metros por sobre el nivel del mar.
Aquí no sólo impacta el mar omnipresente, con su degradé de celestes, azules y turquesas, sino el verde que todo lo invade: enormes árboles de palo rosa y caobas; castaños de India; takamaka (endémico); banianos cuyas ramas se meten en la tierra; variedades de mangos y de palmeras; flores de vainilla, gardenias, e hibiscos que compiten con pájaros rojos, naranjas, amarillos.
Y, entre ellos, un ave negra que vuela de día pero no es pájaro: el murciélago frugívoro propio de Seychelles que se alimenta de frutas y termina en el plato predilecto de la mesa nacional: curry batfruit, murciélago al curry.
Un aspecto a tomar en cuenta cuando planeéis el viaje es que no hay vuelos directos entre España y Seychelles. Sin embargo Air Seychelles (www.airseychelles.com) vuela desde Londres, París, Roma y Milán. La compañía aérea Emirates (www.emirates.com) vuela desde Madrid vía Dubai. Qatar Airways (www.qatarairways.com) desde Madrid vía Doha, y Air France (www.airfrance.es) desde numerosas ciudades españolas vía París.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *